Y aquí sigo. Resulta que este año de soltería empezó complicado (eso de trabajar sobre los demonios personales luego no es tan divertido); pero ha sido una bonita aventura. A continuación un pequeño recuento de esto:

  • Amistades. Encontrar un lugar más divertido para convivir con la gente y resulta que no es con la gente buga.
  • Hogar. Desde que empecé a trabajar no había tenido la oportunidad de acomodar mi hogar como a mi se me antojara: cafetera, puff, nuevo refrigerador y espero ya una televisión la siguiente semana.
  • Música. Hacia mucho que no iba a conciertos, y este año me ha permitido asistir a increíbles eventos: Los Cotton’s, Taapa Groove y New York Ska Jazz Ensemble.
  • Bailar. Y sigo siendo bastante malo. Sin embargo, no me importa andar saltando por todos lados.
  • Maestría. Este año apliqué para entrar a la maestría y pues me aceptaron.

Así que ha sido un bonito año.

Cheers!

Anuncios