Pues resulta que esta mañana salí del metro Coyoacán, pase a comprar mi respectivo desayuno (no, ya no me levanto tan temprano) y pues que me pongo a caminar de la salida del metro a la entrada del banco…

Todo normal hasta que llegue a la mitad del camino y un policía esta desviando a l@s peatones (as) a invadir el segundo carril de avenida Universidad, ni siquiera el primero porque estaba ocupado por patrullas y dos ambulancias.

¿Qué pasó? Ni idea, yo pense que habían asaltado a alguien (como el año pasado y esto desembocó en una restricción más fuerte para entrar al banco), pero poco tiempo después en las bocinas que hay por todos lados nos comunican que no corremos ningún peligro…

Entonces pues nos pusimos a divagar un compañero y yo acerca de que había pasado, entre ellas que Bin Laden vino a pedir un prestamos al banco, pero parece que fue una alerta de BOMBA…

HAAAAAAA!!!!!!!

Jejejeje, pero yo digo que fue un niño con un buscapies (o unas brujitas) que se le ocurrió prender su cohete acá afuerita 😛

Anuncios