Extrañamente en muchas partes hay una campaña mediatica contra la obesidad, pero seamos sinceros: ¿cuándo uno va a hacer deporte? Yo que empece la firme convicción de dejar de ser una interfaz silla-teclado en el trabajo y ahora me salen con las jaladas de “pues como veas, pero mañana tiene que quedar” ya no he ido a hacer deporte.

¿Los ejecutivos tienen idea de un empleado integral? Al final de cuentas ya salió un estudio acerca de que cuesta mantener más a una persona sana que con problemas derivados de la obesidad que por desgracia gastan menos (por vivir menos nada más). Ahora me imagino: criaderos de pollos, no, programadores que son alimentados por pollos mutantes para engordar y después de una vida útil son llevados al matadero de vacas, perdón de nuevo, de programadores para darles el tiro de gracia y después distribuir la grasa de estos programadores a las máquinas que dan de comer a los pollos mutantes… recursón pura 🙂 , me alucine pero a ver ¿a qué hora uno hace ejercicio? La salud nos deja llevar una mejor manera el trabajo ¿por qué a los jefes de los chalanes en México les vale esto?

¿Hay alguna empresa que se tome en serio algunas de estas cosas? De menos acá hay una imagen que muestra estas cosas:

Anuncios