Pues sí, he caído en el vicío de hablar de política. El problema es que estabamos viendo televisión (Juan, José Luis y yo) el día que paso la presentación de la reforma energética por parte de Calderon (hum, voy a tratar de ser políticamente correcto en este post) y me enoje bastante. No por el hecho de los “bonos” de PEMEX, ni porque l@s polític@s mexican@s esten más desprestigiados que el premio nobel de la paz o USA en su guerra contra Irak.

¿Por qué el petroleo importa tanto? Sí, es el motor del planeta, pero debemos de tener MUY en cuenta: se va a acabar. ¿A poco sale más barato ir por el petroleo hasta no sé que parte del fondo del mar que hacer investigación en ENERGÍAS RENOVABLES? Calderon ya esta como Bush (o mister Danger diría Chavez) pensando como loco en tener más petroleo en ves de buscar una mejor forma para tod@s de tener energía (no solo por tenerla sino por minimizar el impacto del petroleo al medio ambiente).

En lo del petroleo estoy a favor (no en la reforma) de ir a buscarlo hasta allá, pero solo es un paliativo para un problema mayor que enfrentará la humanidad (no sé si me toque) por eso mi énfasis en las energías renovables que por el momento son caras pero a la larga van a ser mejores (en muchos aspectos).

En verdad no entiendo por qué le hacen tanto eco a un paliativo, si en verdad quieren un mejor país que se pongan a trabajar en el sentido de buscar alternativas al petroleo, no irse a dormir a la camara de despiadados o diciendo que l@s son un@s revoltos@s y no dejan al país crecer (ya que digan otra tontería los de la derecha).

Anuncios