Hoy, por muy raro que parezca no estoy tan enojado. Bueno ¿por qué debo de estar enojado? Resulta que no han pagado en la pinche consultora en la que trabajo, grrrr.

Pero insisto, no estoy tan enojado como las veces anteriores.

Anuncios