Pues recuerdan que el viernes pasado estaba mega encabronado con lo de mi quincena y pues la neta se me notaba a morir (no por lo del departamento sino porque no fui al wu shu).

Resulta que ahora el jefe de la consultora para la cual trabajo ya no me saluda, de hecho me ve y se voltea 😛

Pues ni modo, la neta uno tiene sus razones para ponerse así (y la disposición para ponerse así) y él tiene sus razones para voltearse cuando me ve 😛

Anuncios