Esto no lo he escrito, pero es algo interesante (bueno no es esa palabra exactamente): ya tengo el celular que tanto quería, el fabuloso (podra ser un asco pero me encanta a mí) N73.

La victima que me lo vendió es mi profesor de Kung-Fu (que para ser sinceros le sobraba porque ahora trae el N95) a $2500.00 pesos.

Como otras veces me quedo sin muchos lujos en la quincena pero ya tengo el celular que quería 😛

Lo malo: no me ha dado el cargador, el manos libres y la memoria 😦 porque se le olvida (no se preocupen me pondré de terco con esto).

Nada más que compre el cable de datos subiré fotos desde mi trabajo.

Anuncios