El miercoles empece a sentir un dolor el el tobillo izquierdo, lo más raro es que no sentí nada que provocara este malestar (no estaba entrenando) y menos sé cuando se dispara el dolor ya que puedo estar caminando como si nada y de momento llega el dolor, después se me pasa aunque siga caminando. El jueves disminuyo y empezo a “moverse” el dolor al tobillo izquierdo.

Para esto mi apá conoce a un ex masajista de futbol que sabe de estas cosas así que hoy en la mañana fui a verlo. Resulta que tengo cansancio muscular (pero que son los tendones) y pues me aplicó electroestimulación (parecía ranita a la que le pones electrodos en su columna vertebral para que veas como se mueven sus patitas) y calor sobre los tobillos.

Para mejorar esto ahora debo de usar unas tobilleras, hacer ejercicios para fortalecer mis tobillos, cada tercer día meter mis pies en una solución de agua, vinagre y sal (no sé para qué) y tomar vitaminas.

A cuidarme 😛

Anuncios