Ya esta dicho: mi iPod pertenece ahora al pinche robancomer (hijos de su puta madre) todo por una mega pendejada mía.

Ayer tenía que llenar un formato con los datos de un presidente de robancomer para poder sacar mi iPod, pero el asunto es que iba a ser pasado por una chica (mil disculpas por el problema en que la metí) y yo de pendejo y otro que también tomó mucha iniciativa (pero lo mas probable es que sea un puto y salve su puto culo y se deslinde diciendo que yo esto fue lo que le dije) fuimos con el presidente directamente y fue donde la cagamos.

Hoy el dueño de la consultora para la que trabajo me comentó que heche a perder todo y pues ni modo, fueron dos errores mios, eso lo acepto.

Conclusión: me han dado a una persona a quien odiar profundamente por todo lo que quiero odiar.

Anuncios