Hoy hice algo que me hizo sentir bien (pero el aire de nostalgia no se pasa solo disminuye): fui a dar un paseo a la UNAM.

La verdad ya me harte de la rutina trabajo-plaza coyoacan (para comer)-trabajo, así que hoy me fui un poco de vago (el tiempo acá me permite hacer eso) y pues me fui a la UNAM a recordar viejos tiempos. Empece un poco nostalgico, pero el ambiente y los buenos momentos que pase allí lograron que me encontentara con el mundo y que recordara algo: sigo estudiando.

El punto es que el ambiente de allí es juvenil comparado con el del trabajo. Allá siento los sueños de muchas personas y eso logro hacerme recordar y sentir mas mis propios sueños y tratar de ir pensando en dejar esto. ¿Por qué si logro comprar cosas que antes no? Sí, pero la verdad no hay tiempo para hacer muchas otras cosas que como estudiante uno hace: hacerse pato, pensar en comerse al mundo, imaginar que uno puede hacer su vida descubriendo cosas. Acá ya hay mucha gente casada y pues que estan bien con su vida, yo por el momento no estoy tan conforme con este giro de mi vida y sé que puede ser distinto (porque al fin de cuentas es lo que yo quiero).

El problema es que extraño a mi ex como si hubieramos vuelto, no me quita lo contento, pero hace mucho que no me sentía así y menos porque la aleje. Es momento de contar un poco lo que pasó. Ella me buscó, yo no quería ceder, pero ninguno de los Carlos estaba presente para frenar mi tren de sensaciones (y hacer un buen chiste de esto) y termine aceptando verla (tecnicamente le ofrecí hablar y ya, yo solito me dí alas). Nos vimos y pues yo no quería ceder, pero frente a ella me ponía feliz y luego triste (de hecho no sentí hambre). Platicamos y lo que dije fue que si la frecuentaba yo iba con el objetivo de que regresaramos, ella comentó que esta bien sola por el momento y que no quería estar conmigo ni con nadie más (cosa que no me reconfortó porque no me importa si quiere estar con otra persona, lo que me importa es que no quiere estar conmigo) y solo me buscaba para pasar tiempo juntos. Después escribí un correo en el que le anunciaba que estaba super encabronado porque no me había escrito para decirme que no iba poder venir el lunes 2 de octubre (como se imaginaran el fin de semana estaba que me llevaba el diablo porque no había ningún correo en mi mail) y después le escribí lo mucho que me hace falta y que quiero estar con ella como pareja. Ella me contesto lo mismo que antes: solo amigos. Yo fui muy cobarde o valiente, como lo quieran ver, y preferí alejarla porque es como mi droga y si no esta conmigo no voy a estar bien y eso en la relación de amistad no funciona bien. Por eso el poema La culpa es de uno, porque refleja muy bien las intensiones de uno y el proceder de la otra persona, por eso el post donde comento que es difícil decirle adiós al amor de mi vida porque simplemente no voy a estar bien en esa relación y prefiero que estemos alejados para no dañarnos. A pesar de que solo con su presencia me hizo sentir brutalmente/idiotamente feliz (ya ven que escribí mucha paja esos días).

Por el momento me tengo que poner a estudiar de álgebra (no sé si fue suerte, pero ya resolví un ejercicio que me hizo sentir bien y con más animo para seguir, solo espero no llegar a amar la teoría de grupos =).

Anuncios