La verdad estoy cansado de que en la tele me quieren vender la idea de regalar afecto y no comprarlo, pero ellos mismos se contradicen a la hora de hablar de regalos para l@s niñ@s. Yo no soy del tipo que ataca a las personas que buscan su paz espiritual, pero hay que aceptar que comprar es algo agradable (con medida y sin una tarjeta de credito a la mano) y hay que alimentar esta cultura capitalista, de la cual podemos renegar, pero lo cierto es que nuestra cruz (de las personas que viven en estas épocas) y hay muchas cosas para remediar un poco el mal de las compras locas.

Mientras eso pasa a comprar un pans (que sustituira al que rompí)

Anuncios